Todas las sociedades humanas han desarrollado prácticas culturales en torno al acto que pone fin a la vida de sus miembros: la muerte. Diversidad de formas culturales particulares respecto a los ritos funerarios que responden en última instancia a una pulsión común: acompañar en el dolor a los seres queridos de los finaos, y recordar y rememorar a quienes se han ido para siempre. Ese recuerdo, ese memento, es el alma mater de tal diversidad de prácticas culturales relacionadas con la muerte, y a su vez la llama que mantiene la vida de los difuntos: su memoria.

La globalización capitalista ha ido arrumbando esa diversidad de prácticas culturales en un proceso de estandarización de los ritos funerarios. Los velatorios en la intimidad de la casa del finado ó en el velatorio municipal van siendo desplazados por los fríos y asépticos tanatorios donde la emoción, pasión, sentimiento y recuerdo se desvanece en medio de los nuevos protocolos funerarios.

En este proceso la cultura funeraria se ha convertido en el mercado de la muerte y el recuerdo, el memento, en olvido. La vida de nuestros finaos tampoco escapa a la necesidad de la globalización capitalista de cimentarse sobre sociedades humanas cada vez más amnésicas.

           Les invitamos a la presentación de la exposición "Memento. La muerte en Canarias", que tendrá lugar en el Casa Museo Antonio Padrón, Centro de Arte Indigenista, de Gáldar el viernes día 2 de noviembre a las 19,30. Permanecerá expuesta hasta el 25 de noviembre, en esta muestra les invitamos a contemplar a través de esta selección de fotografías, documentos escritos con la luz, la imagen que ha presentado la cultura funeraria en Canarias en los últimos 130 años.