Técnicas de la fotografía Histórica

En el Archivo de fotografía histórica de Canarias están representados prácticamente todos los procedimientos fotográficos desarrollados a lo largo de la evolución técnica de la fotografía. La Historia de la Fotografía arranca en 1839 con la presentación del daguerrotipo en Francia; no tardaron mucho en llegar a Canarias los nuevos procedimientos de captación de imagen, y así en nuestros fondos disponemos de daguerrotipos que datan de 1847, apenas 8 años después de su presentación oficial en París.

El proceso fotográfico se configura como un conjunto de procedimientos y procesos químicos y foto-químicos que conducen a la obtención de las fotografías; siendo posible identificar cada uno de dichos procesos que determinan la estructura y los materiales empleados en la obtención de cada fotografía considerada individualmente. En los inicios de la fotografía todo el proceso era realizado por el fotógrafo, que en su casa ó en su estudio se valía de materiales como el cobre, el papel, el vidrio, sales de plata y poco más para obtener las imágenes fotográficas. Cuando la industrialización alcanzó los ámbitos de la fotografía, los procesos fotográficos pasaron progresivamente a manos de empresas de producción de materiales fotográficos y/ó de foto-acabado, disponiendo los fotógrafos de materiales más elaborados y reservándose sólo a la exposición, revelado y copiado.

Diversos procesos fotográficos fueron tan determinantes que durante tiempo dominaron las producción fotográfica. Por ello la historia de la Fotografía puede abordarse, para su estudio, en grandes períodos según la técnica dominante. Etapas en la evolución técnica de la fotografía que, lógicamente, presentaron diversas particularidades según los países y las variedades técnicas de que se trate.

De formal general podemos considerar el período de los daguerrotipos, los ambrotipos y los ferrotipos entre 1839 y 1855; la etapa de los negativos al colodión húmedo sobre vidrio y las copias a la albúmina, de 1855 a 1880; el período de negativos en gelatina sobre vidrio y de copias por ennegrecimiento directo en papel de fabricación industrial entre 1880 y 1910; el de los negativos sobre nitrocelulosa y otras variantes de plástico y de las copias de revelado químico en papeles a la gelatina, entre 1910 y 1970. Y finalmente, por ahora, la fotografía a color cromógeno desde 1970 hasta hoy, así como la fotografía digital que desde 1981 avanza rabiosamente amenazando con desplazar a la fotografía químico-analógica.

Inventado en 1839 por Louis Jacques Mandé Daguerre en Francia. Estuvo en uso comercial hasta 1860, aunque entró en declive a partir de 1855. La imagen obtenida es un positivo directo de cámara y su soporte no tiene emulsión, formándose por una amalgama de plata y mercurio, ó de plata, mercurio y oro sobre superficie metálica (plata, cobre).

El desarrollo industrial de fines del s. XIX pronto consiguió reproducir las imágenes fotográficas mediante diversos procedimiento fotomecánicos: Fototipias, fotograbados, Woodburytipos,

Tras la aparición del fenómeno fotográfico con la presentación del Daguerrotipo el gran anhelo de fotógrafos y científicos fue poder realizar fotografías en color. Los innumerables intentos realizados durante el s.

Este sistema de obtención de imágenes mediante positivo directo de cámara fue desarrollado en la década de 1850 y estuvo en uso hasta 1865 en que entró en declive.

Desarrollado desde mediados del s. XIX y en uso hasta los inicios del XX, esta técnica permitió obtener negativos de calidad en soporte de vidrio,

El desarrollo del Web como medio de comunicación, información y exposición pública ha permitido que la fotografía encuentre su hueco en la “red de redes”.

Este sistema de positivo directo de cámara fue desarrollado en Francia en 1856 y estuvo comercialmente en uso hasta 1920, aunque desde 1915 entró en declive.

En su intento de captar profundidad y obtener cierta sensación de tridimensionalidad las técnicas fotográficas antiguas desarrollaron las fotos estereoscópicas.

La irrupción de la informática en el mundo de la fotografía ha supuesto una nueva revolución en el mundo de la obtención de imágenes fijas. Las nuevas tecnologías han cambiado por completo el panorama fotográfico

Este sistema de copia sobre dos capas fue desarrollado en Francia y estuvo en uso comercial hasta finales del XIX. En 1849 Louis Désiré Blanquard, impresor fotográfico, propuso un nuevo sistema de impresión de copias fotográficas tratando de superar las limitaciones inherentes de las copias en papeles a la sal.

La aparición del soporte plástico para los negativos fotográficos se hizo inevitable. Por su fragilidad, peso y volumen sólo podía utilizarse en placas individuales y convertía la fotografía en un proceso demasiado complejo y delicado. Para que la fotografía llegase al gran público era necesario superar la etapa de los negativos sobre cristal.

La aparición en el mercado de los negativos de pequeño tamaño en soporte plástico condicionó el desarrollo de un nuevo proceso de revelado fotográfico. El viejo sistema de realizar copias de ennegrecimiento directo exponiendo al sol el contacto entre negativos y papel sensibilizado no permitía realizar ampliaciones desde los nuevos pequeños negativos sobre plástico. El papel de revelado químico vino a resolver este problema; fue presentado en el mercado en la década de 1880 y desde 1905 se convirtió en el papel fotográfico de mayo consumo en el mundo. El papel de revelado químico puede exponerse con luz artificial permitiendo ampliaciones de los negativos. La imagen surge por acción química del revelador, lo que hace que el papel sea mucho más sensible a la luz sin requerir de la exposición solar; unos pocos segundos de exposición a la luz eléctrica son suficientes para imprimir una copia. Este sistema de copia fotográfica, en sus diversas variedades de gelatina-cloruro de plata, gelatina-bromuro de plata ó gelatina-clorobromuro de plata, continúa usándose aún en día. La imagen se forma en la película de gelatina sensibilizada. De fabricación industrial, este papel de copia fotográfica de 3 capas contaba con una capa de barita entre el soporte papel y la gelatina, las fibras de papel no son visibles lo que le confieren una nitidez a la imagen obtenida superior a la que ofrecieron los procedimientos de copia de dos capas –caso de los papeles a la albúmina e incluso que los platinotipos -. y de otros tipos de copias por ennegrecimiento directo –tanto a la gelatina como al colodión-. Genéricamente es lo que conocemos como las fotografías en blanco y negro de toda la vida.

Sin identificar, 1930.  Retrato exterior en la Playa de Las Canteras. Las Palmas. Gran Canaria.
Sin identificar, 1930. Retrato exterior en la Playa de Las Canteras. Las Palmas. Gran Canaria.

En 1873 William Willis patentaba en Gran Bretaña un nuevo sistema de impresión de copias fotográficas por contacto directo entre el negativo y el papel: la platinotipia.